La Libra de Facebook viene a retar a los sistemas tradicionales de control

Comparte este articulo:

En la teoría económica los factores de producción tradicionales son Tierra, Trabajo y Capital (este ultimo visto como Insumos y maquinaria), y en las ultimas décadas se ha visto la necesidad de adicionar Tecnología. Quien controla los factores de producción, controla la economía. Los factores de producción son importantes por su características de ser finitos, creables y nadie los puede poseer todos. Y se puede inferir que quien controla los factores de producción, controla el territorio. A través de la monetización y la necesidad de medir la economía se han reemplazado todos los factores por uno solo; el dinero capaz de adquirir todos los anteriores.

El dinero y la moneda para realizar transacciones del día a día desde hace muchos siglos ha sido controlada el órgano administrativo de la sociedad o lo que llamamos hoy gobierno con una banca central y con directrices técnicas económicas e influenciados por la política, intereses nacionales y entre otros. Las personas que encabezan las estructuras de poder dónde se encuentra al político, rey, cacique, gangster, presidente, dictador o ex-presidente han creado un sistema de control dónde el dinero y el poder que ellos poseen es casi ilimitado comparativamente con el resto de la población. Y con esto brindan una estabilidad que mantiene la paz y a la vez el Status Quo inalterable y cuando se altera, pues dan un poco mas al resto de la población.

Ahora Zuckerberg a través de su Facebook viene a retar estos sistemas de control establecidos desde hace siglos con el lanzamiento de su moneda digital, la Libra y con un banco central controlado por sus acreedores e inversionistas, que viendo las tendencias de las crypto-monedas y visionando a futuro ahora MasterCard, Visa, PayPal, Uber y otros Giant-Tech e instituciones financieras privadas han mostrado su apoyo y han invertido en esta empresa de Zuckerberg. Esto generaría una desmonopolización de la banca central (hasta ahora bajo control de los gobiernos) y pasa también a manos de la inversión privada a una escala casi global; entramos a una era del capitalismo en su máxima expresión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.